Storytelling de Negocios

Cómo usar gamification para lanzar un proyecto

Según este estudio de la empresa Gallup, la manera en que se dirigen las empresas ha cambiado fuertemente en los últimos años: los empleados ya no quieren seguir órdenes, todos queremos una explicación y algo que nos motive a movernos a la acción, por esto adaptarnos es crucial para el éxito de nuestros proyectos.

Una alternativa para disminuir resistencia es incluir elementos de gamification. La  gamification es el concepto de aplicar la mecánica del juego y las técnicas de diseño de juegos para comprometer y motivar a la gente hacia una misma meta. Esto se logra aprovechando los deseos y necesidades básicas de los seres humanos, transformando proyectos fastidiosos en una competencia divertida en la que todos quieren participar.

¿Alguna vez has intentado ponerte en forma? Para ayudarte a lograrlo, algunos entrenadores personales animan a sus clientes a mantenerse en programas de acondicionamiento físico utilizando técnicas de  gamification. Esto incluye una serie de retos y metas en una variedad de programas que se eligen dependiendo del nivel de condición física en el que estés y que además esté alineado con las metas personales y estilo de vida de cada quien. Cada reto utiliza su propio conjunto de técnicas de  gamification, tales como concursos, premios, insignias y desafíos de en equipo, tal como sucede en algunos clubs de cross fit.

Astrolab existe para darte herramientas que te ayuden a ejecutar tus proyectos, mediante la comunicación del cambio contundente. Una de las herramientas que utilizamos es la  gamification. La idea es empoderar a todos los involucrados de un proyecto para que de esta manera ellos mismos empujen el cambio mientras compiten y se divierten.

El año pasado implementamos una estrategia de gamification en un proyecto de cambio de tecnologías de información. Lo que hicimos fue construir una analogía con un astronauta y crear un juego en torno a este concepto. Entonces les pedimos a los involucrados que se tomaran una foto con el astronauta y fueran creativos. Se organizó un concurso y la gerencia con las mejores fotos ganaría, la gente comenzó a imprimir astronautas, a disfrazarse, tomar fotos fuera del área de trabajo entre muchas otras cosas, generando una transición al nuevo software.

Todo esto genero un nivel de aceptación muy alto en la gente ya que se sintieron parte del cambio y finalmente fue un éxito: después de dos meses el 98% dijo que conocía la nueva herramienta. Fue tan bueno que al final, uno de los directivos del Corporativo le pidió a nuestro cliente interno que expusiera todo el proyecto de cambio ante las áreas de recursos humanos de otras empresas del grupo y que se identificara como una historia de éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuando el éxito de una marca depende de una buena presentación

Una oportunidad de crecimiento

La semana pasada me senté con María, gerente de una marca de alimentos en una empresa líder en Monterrey. Nos buscó porque tenía en puerta una presentación de alto impacto y no quería desaprovechar la oportunidad. Le pedimos que nos contara con más detalle a qué se refería.

María empezó su relato:

-Cuando compramos esta marca, creímos que podíamos equipararla a nuestro negocio base, pero con el tiempo hemos detectado que son productos y hábitos de consumo muy diferentes. Eso ha hecho que nos quebremos la cabeza: ¿cómo la vendemos? ¿cómo la movemos?

Con el paso del tiempo, María y su equipo fueron descubriendo algunas cosas sobre el negocio y sobre la marca que ella llevaba.

-A cinco años de haber adquirido la marca puedo afirmar que tenemos una oportunidad gigante para hacerla crecer. Estoy convencida de que nuestro producto es de mejor calidad que el de nuestros competidores, y que el mercado está dispuesto a pagar un precio más alto por este tipo de alimentos. De hecho, las únicas marcas de la categoría que están creciendo son premium , como la nuestra.

Pero María estaba frustrada porque no había logrado convencer a la organización de estas cosas que habían descubierto, y esto era esencial para que la operación se tomara en serio la promoción y venta de sus productos.

Un día se armó de valor y le pidió a Fernando una cita. Fernando es el director de la unidad de negocio donde operaba su marca.

-Me senté con Fer para hacerle ver esto -nos contó María-. Fer: estamos desaprovechando una oportunidad tremenda de negocios. ¡Nos podríamos convertir en líderes nacionales de esta categoría! Fer se quedó pensativo. No tenía claridad sobre esto me contestó. Mmm… ¿cómo ves si te consigo un espacio en la convención mensual con directivos? Pero María, necesitas vender tu causa. Necesitas tener la habilidad de convencer y de inspirar a todos. ¿Cómo ves? ¿te animas?

Una presentación que vale millones

María aceptó. Ahora le toca el turno a ella de construir un mensaje claro con el que pueda mover e influenciar a los directivos de la empresa.

-Es mi única oportunidad- nos explicó-. Si desaprovecho la oportunidad, seguiremos estando en sexto o séptimo lugar. Si en cambio, lo hago bien… puedo convertir esta marca en un caso de éxito nacional. Y le traería millones a la empresa.

Hizo una pausa. Suspiró y luego nos dijo:

-Bueno, ¿cómo le hacemos? ¿cómo ordeno mis ideas?

—–

Apúntate a nuestro taller iNSPiRA: Storytelling de Negocios en Monterrey (7 y 8 de septiembre por la mañana en el Quinta Real) para conocer algunas herramientas que usamos al preparar presentaciones como ésta. Si te interesa para ti o para tu equipo, escríbeme a andres@astrolab.mx o mándame Whatsapp al 8114691064 para tener una conversación.

Cómo empezar un proyecto de cambio con el pie derecho

“¿Y la estrategia de administración del cambio?” Hace unos días escribí aquí que muchos directivos y gerentes subestiman el esfuerzo y los recursos necesarios para implementar un cambio -ya sea un cambio de herramienta, de estrategia, de modelo de servicio o de sistema de innovación-.