Storytelling de Negocios

‘Líder es el que hace que un equipo juegue’

por Andrés Oliveros

La primera vez que escuché hablar de Frisa fue hace seis años, cuando Julio Martínez -quien fuera mi maestro de Empresa y Gestión en prepa- me dijo que en esa compañía le ponían tanta relevancia a cultivar el talento, que tenían dos gerencias de recursos humanos: una tradicional y otra enfocada a cuidar el desarrollo organizacional.

Unos meses después, comprobé que en efecto Frisa le dedicaba mucho tiempo a lo humano: el gerente de desarrollo organizacional me invitó a conocer una dinámica que realizaban cada tres meses para promover los valores de la organización.

Recuerdo haber pensado que Frisa iba muy adelante en temas de cultura y de compromiso.

A Miguel Almaguer, el director de Recursos Humanos de Frisa desde el 2005 hasta finales del 2017, lo conocí durante el Foro Internacional de Recursos Humanos organizado por ERIAC en 2016.

Miguel trabajó 34 años en Frisa de los 38 de su carrera profesional.

Cuando lo conocí, le pedí me regalara unos minutos para hacerle unas preguntas. Dos días después le marqué y me tomó la llamada:

-Miguel, ¿qué tan relevante es que los líderes de una organización sean claros, memorables e inspiradores a la hora de comunicarse oralmente?

-Que sean claros es algo need-to-have -me contestó; que sean memorables e inspiradores me parece algo nice-to-have.

Después tomó nuestro Programa iNSPiRA: Storytelling de Negocios en noviembre del 2016. Saliendo del taller le pedí retroalimentación y me dijo que le había gustado, pero que nos hacía falta dedicar tiempo a construir mapas mentales de los conceptos del taller.

Miguel Almaguer, responsable de Desarrollo Humano de Frisa, considera que los líderes actuales son los encargados de impulsar nuevos liderazgos.

Desarrollando líderes

En enero me lo topé en un evento de Alfa y agendamos ir por un café. De ese café me nació una inquietud: ¿por qué no entrevistábamos a expertos locales de los temas que nos apasionan (liderazgo, desarrollo, cambio organizacional, etc) y publicamos los resultados en el blog de Astrolab? Seguramente muchos se beneficiarían de su experiencia.

Miguel es el primero al que entrevisto para nuestra página. Centré las preguntas de nuestro encuentro en entender cómo funciona el desarrollo de líderes en una empresa como Frisa.

Me recibió una tarde en su casa y tuvimos una conversación de donde saco muchos aprendizajes. Te comparto lo que considero más relevante de la plática:

Andrés: ¿Cuál fue el camino que seguiste para convertirte en director de Recursos Humanos?

Miguel: Yo entré a Frisa como encargado de calidad hace 34 años. En una reorganización de la empresa me pidieron hacerme cargo de la unidad de negocio más pequeña y acepté. Después me encargué de otras unidades de negocio, incluyendo una planta de la empresa en las Estados Unidos.

Eventualmente me pidieron ver la parte humana de la nueva división aeroespacial, aunque de una manera “encubierta” pues el director era extranjero y se temía pudiera complicarse el tema de la cultura corporativa.

Unos años después se abrió la posibilidad de ver todo Recursos Humanos y me anoté al reto.

A: ¿Qué tan relevante es para una empresa como Frisa desarrollar líderes?

M: Es la diferencia entre un negocio y una empresa. Un negocio es una forma de hacer dinero muy respetada, pero no necesariamente tiene pretensiones de crecer. Una empresa, por otro lado, es un grupo de personas que busca crecer y generar riqueza social y económica.

Las empresas necesitan, por definición, desarrollar líderes. Eso es lo que les permite crecer.

A: ¿Puedes dar una definición de lo que significa ser líder?

M: El líder es el que hace que un equipo juegue. No es la persona que brilla por sí misma, sino la que hace que un grupo de personas dé lo mejor de sí.

Y estoy convencido de que cualquier persona puede convertirse en líder: no se trata de algo de eruditos o de personas extraordinarias.

A: ¿Cómo se desarrollan líderes en una empresa como Frisa?

M: Para nosotros ha sido muy útil contar con la metodología Adizes. Todo lo que hacemos para desarrollar líderes está enraizado en lo que dice Ichak Adizes sobre la importancia de tener líderes que generen mutual trust and respect: confianza y respeto mutuos. Más que crear líderes, nos enfocamos en crear un entorno enriquecido.

Ser líder es algo que se aprende en la operación, en el campo, no en un aula. Claro que un programa académico ayuda muchísimo, pero sólo como complemento a una cultura y a las ganas que tiene cada persona por convertirse en líder.

A: ¿Qué ha cambiado durante los últimos años en la forma de desarrollar líderes?

M: La tecnología y la velocidad de las cosas nos han llevado a una inmediatez. Ahora los chavos quieren todo lo antes posible.

El problema es que las cosas buenas tienen su ciclo de maduración. Tú quieres ir más rápido porque así es el mundo, pero las cosas tienen su ciclo, y cuando te saltas ese ciclo se pierden oportunidades importantísimas de aprendizaje.

No hay ningún sustituto para las horas de vuelo. No hay sustitutos para convertirte en líder… y menos para crear una cultura. Son cosas que llevan muchísimo tiempo.

A: ¿De quién es la responsabilidad de desarrollar líderes en una organización? ¿De Recursos Humanos?

M: ¡No! Es reponsabilidad de los líderes. Recursos Humanos debe ser un promotor y un facilitador de proveedores y de directrices, pero los líderes son los que desarrollan líderes.

A: Por último, ¿qué le recomiendas hacer a una persona que no tiene una posición de liderazgo, pero quiere crecer?

M: En algunas encuestas de clima laboral nos salía que muchos tenían la percepción de que “no los capacitábamos”. Lo que les contestábamos es que era su responsabilidad pedir capacitación y desarrollo de acuerdo a sus necesidades.

Pensando en esto, creamos un programa de ayudas educativas -becas- basado en meritocracia. Organizábamos un concurso y le pedíamos a los propios líderes que fueran los jueces. Ellos determinaban quiénes se merecían los apoyos.

Eso funcionó muchísimo porque las personas motivadas eran las que terminaban llevándose los mejores de aprendizaje… y eventualmente se convertían en líderes.

Mi recomendación es que lo pidas. Que platiques con tu jefe sobre tu camino profesional, y luego que demuestres tu valor y tu anhelo de crecer con la organización.

¡Me quiero suscribir al blog de Astrolab!

Anota tu correo aquí:

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Comentarios (2):

  1. DavidD

    3 de abril de 2018 at 12:01 PM

    Muy acertadas las palabras con las que te contestó el Sr. Miguel, estando muy de acuerdo que el liderazgo se enseña en el campo y con la experiencia y no necesariamente en un aula.
    Felicidades una vez más por dejarme un gran aprendizaje. Grande Astrolab!

    Responder
  2. Andrés

    10 de abril de 2018 at 8:14 AM

    ¡Muchas gracias por tu comentario David!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Lograré más colaboración en mi equipo con espacios abiertos?

Por Ana Fernanda Moctezuma y Óscar Ramírez

La respuesta es: “No necesariamente”.

Para alcanzar las necesidades y características de una nueva generación de ejecutivos, las organizaciones están transformando sus espacios. ¿Irán en el camino correcto?

Hace unas semanas, mi amigo Pedro cambió de trabajo. De una compañía gigantesca, se movió a una startup de tecnología en crecimiento.

El anuncio fue una gran sorpresa para todos. Pedro se sentía muy cómodo en su antiguo trabajo, el más importante desde que se graduó.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

‘Inception’ y los roles que tu equipo necesita

por Jorge Lavalle

Una de mis películas favoritas es Inception (traducida en México como El Origen), de mi también director favorito Christopher Nolan.

Si no la has visto, te recomiendo hacerlo ya porque en este artículo habrá spoilers.

El argumento del filme es: un empresario contrata a un grupo de expertos que se dedican a hacer “originaciones”. En pocas palabras, entran a los sueños de la gente para sembrarles la semilla de una idea, pero sin que se den cuenta.

¿Y qué tiene que ver esta película con nuestro tema del mes?

LinkedIn
Facebook
Follow by Email