#TrabajaExtraordinario

7 historias que sí funcionan y puedes usar para inspirar

por Jorge Lavalle

Desde hace algunos años se ha vuelto lugar común el concepto de storytelling oral: tenemos que contar historias para ser mejores líderes, para vender una idea, para integrar a nuestros equipos.

El problema es que a veces no sabemos qué tipo de historia contar. Por fortuna, existen fórmulas infalibles que han sido probadas a lo largo de distintas culturas y épocas.

¿Quieres conectar con los demás e inspirarlos a la acción? Sigue leyendo.

Esto ya lo he visto antes…

Todos conocemos la premisa: una mujer con un talento especial, pero desconocida, se enamora de un hombre atormentado, con una posición superior.

Él impulsa los talentos de ella; ella le ayuda a superar sus demonios. Y entonces ocurre la tragedia… o la solución.

Es una fábula ancestral, tale as old as time.

Si pensaste en La Bella y la Bestia, ¡estás en lo correcto!

Sin embargo, también es la trama de la película recientemente nominada al Óscar A Star is Born, protagonizada por Bradley Cooper y Lady Gaga, y dirigida por el primero.

Por cierto, el filme de Cooper es ya el ¡tercer! remake del guión original de 1937. ¿Por qué se han hecho tantas reediciones de una misma historia?

La respuesta es muy simple: porque funciona. Es un relato que conmueve y atrapa la atención del espectador. Y las nominaciones al Óscar (¡de todas sus versiones!) lo confirman.

«A Star is Born» es un tipo de historia que ha sido contada una y otra vez, con éxito. Foto: Warner Bros.

Como éste, hay más patrones de historias que se repiten en todo relato inspirador. ¿Adivinas cuáles son?

Las Siete Tramas Básicas

Christopher Booker, inspirado por la psicología jungiana, propuso en un libro siete relatos que, a su juicio, se repiten una y otra vez:

  1. Venciendo al monstruo: el protagonista debe enfrentar y vencer a una fuerza maligna que lo amenaza a él, a sus seres queridos o a su pueblo. (Ejemplos: Star Wars, La Guerra de los Mundos, Perseo, Beowulf, Siete Samuráis, The Walking Dead).
  2. De pobre a rico: el protagonista pobre o débil adquiere riquezas o poder, lo pierde todo, pero lo recupera y en el proceso crece como persona. (Ejemplos: Cenicienta, Aladino, Rocky, Jane Eyre, El Príncipe y el Mendigo, 13 Going On 30)
  3. La misión: el protagonista y sus compañeros se embarcan en una aventura para conseguir un objeto o llegar a un lugar. En el camino enfrentan obstáculos y tentaciones. (Ejemplos: La Odisea, El Señor de los Anillos, Las Minas del Rey Salomón, Apocalypse Now, Indiana Jones, Ocean’s Eleven).
  4. Viaje y regreso: el protagonista es transportado a una tierra extraña y, luego de superar obstáculos, regresa con más experiencia. (Ejemplos: El Hobbit, Orfeo, El Mago de Oz, Mad Max: Fury Road, El Viaje de Chihiro, Thor 3)
  5. Comedia: historia por lo general con tintes de humor, donde el motivo central es el triunfo ante la adversidad, y hay un final feliz. (Ejemplos: Mucho Ruido y Pocas Nueces, El Tartufo, Bridget Jones’ Diary, The Artist, When Harry Met Sally, Matando Cabos).
  6. Tragedia: un defecto o error provoca la caída del protagonista, y causa lástima entre sus congéneres. (Ejemplos: Romeo y Julieta, Julio César, The Wolf of Wall Street, Anna Karenina, Citizen Kane, Edipo Rey).
  7. Renacimiento: un suceso inesperado hace que el protagonista cambie su forma de ser y mejore como persona. (Ejemplos: La Bella y la Bestia, Cuento de Navidad, Spiderman, How the Grinch Stole Christmas, El Jardín Secreto, Groundhog’s Day)

Spiderman se definió como superhéroe tras perder a su tío Ben. Tú te reinventaste como profesional luego de ser reajustado en tu anterior trabajo. ¿Notas el patrón aquí?

Aterriza tus relatos

¿Cómo podrías aplicar estas fórmulas comprobadas a la hora de contar historias personales? Aquí hay algunos ejemplos:

  1. Venciendo al monstruo: esa vez en que lograste sorprender al gerente regional con una presentación increíble; o cuando en primaria te tocó hablar en público por primera vez y lo superaste. (Usa este tipo de historia para mostrarte como alguien valiente).
  2. De pobre a rico: tu historia de cómo empezaste desde abajo en la compañía y fuiste aprendiendo; o cuando te dieron tu primer carro, lo chocaste y luego ahorraste para dejarlo como nuevo. (Usa este tipo de historia para dejar claro que puedes asumir responsabilidades).
  3. La misión: aquella vez en que estuviste buscando el mejor proveedor hasta dar con él y cerrar el trato; o la ocasión en que acampaste para conseguir los mejores lugares de ese concierto al que tanto quería ir tu pareja. (Usa este tipo de historia para mostrarte como alguien perseverante).
  4. Viaje y regreso: la vez que te tocó acompañar a ejecutivos visitantes que no hablaban tu idioma (o cuando fuiste tú ese ejecutivo extranjero); o la primera vez que te tocó ir a hacer ese trámite engorroso. (Usa este tipo de historia para ilustrar tus habilidades de improvisación).
  5. Comedia: el caso de ese compañero “pesado” y cómo lograste trabajar bien con él; o la vez en que lograste entrar a tu casa a pesar de que se te habían olvidado las llaves. (Usa este tipo de historia cuando quieras generar empatía o romper el hielo).
  6. Tragedia: la vez en que fracasó un proyecto por no hacerle caso a la retroalimentación; o cómo te pusieron aquella multa por creer que “no pasaba nada”. (Usa este tipo de historia para mostrar tu capacidad de aprendizaje).
  7. Renacimiento: la forma en que aprender una habilidad nueva te puso en tu camino profesional actual; o cómo una enfermedad te motivó a hacer cambios en tu vida para tener mejor salud. (Usa este tipo de historia para mostrarte como alguien abierto al cambio).

¿Y de qué manera puedo contar una historia para que resulte memorable? Una forma simple es la estructura PERA, de la cual hemos hablado en otras ocasiones en este blog.

¿Te gustaría saber más sobre cómo utilizar las historias para convencer en un ámbito de negocios? En el programa inspira de nuestra Aula i podemos ofrecerte las herramientas para que te conviertas en un storyteller experto.


Te dejamos una misión: mándanos un correo a hola@astrolab.mx o llama al (81) 2091 0692 y estaremos encantados de darte toda la información de nuestros próximos talleres. Será un honor ayudarte a vencer al monstruo del “no sé qué decir”.


Jorge colabora en Astrolab como editor de contenidos. Cree que todas las historias se han contado ya, pero si se repiten es porque algo hay en ellas que nos conmueve. Puedes contactarlo para hablar de este artículo en jorge@astrolab.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El libro que tienes que leer para entender la cultura de tu empresa

por Andrés Oliveros

Todo lo que hacemos en Astrolab tiene el objetivo de ayudarle a personas y a equipos a mejorar cómo trabajan.

El problema es que hacer esto implica, casi siempre, cambiar comportamientos, hábitos y creencias. Y esto es difícil porque… bueno, por miles de razones biológicas y psicológicas: el ser humano es un ser muy complejo.

Crónica de un congreso sobre agilidad. ¿Qué aprendí?

por Analucía Richo

Unos meses después de entrar a la maestría, platicando en una comida con Lupita (ex directora del Máster en Desarrollo Organizacional, MDO, de la UDEM), me comentó que antes hacían un congreso cada año. Pero que por muchas razones se dejó de hacer.

Después de darle vueltas por un tiempo, en agosto de 2018 me acerqué con Patricia Nuñez, la actual directora de la maestría, y le conté que quería organizar un congreso por cinco razones.