Storytelling de Negocios

Agilidad rima con Claridad

A principios del mes de abril, Emilio y yo preparamos al departamento legal de una empresa para que trabajaran de forma ágil y responsiva, es decir los preparamos para que se adapten rápidamente a las demandas del entorno respetando la esencia de la empresa.

Durante 2 días completos les ayudamos a poner en práctica algunos de los conceptos que hacen posible este tipo de trabajo colaborativo. Como parte de las actividades, al final del segundo día el equipo tenía que aterrizar algunos planes de acción que respetaran el propósito de la organización y estuvieran alineados a la estrategia del departamento.

21 de los 25 participantes se quedaron congelados

– ¿De qué propósito hablan? ¿Cuales son los pilares estratégicos?

La directora del departamento estaba furiosa.

– Hace menos de un año todos ustedes participaron en la reunión anual en la que mostramos una presentación de Power Point con los principales puntos estratégicos. ¡No es posible que no los conozcan!

Desgraciadamente, casos como éste suelen ser la norma en la industria.

La cosa suele ser así: los equipos directivos se van a un off-site para llevar a cabo reuniones de planeación estratégica en las que definen las tácticas para anteponerse a los imprevistos que surgirán en el futuro. Pero olvidan tomar en cuenta las consecuencias de la complejidad: el flujo de la comunicación suele ir lento y los colaboradores mostrarán indiferencia si no hay un propósito inspirador en común.


Es natural que sin una comunicación oportuna, clara y constante, vayamos perdiendo de vista el propósito, estrategia o visión de nuestra organización o proyecto. Por consecuencia, muchos equipos de trabajo no reaccionan a tiempo, ni toman las mejores decisiones.


Como empresarios y profesionistas, debemos hacer planes de trabajo que permitan aprender en el camino y tengan la flexibilidad de administrar el cambio. El problema es que consideramos que la flexibilidad es una señal de riesgo o de falta de seriedad. Para evitarla nos empeñamos en hacer planes estratégicos y documentos de alcance súper detallados para demostrar que dominamos el tema, en lugar de construir un plan ágil que contemple trabajo colaborativo y retroalimentación constante de colaboradores y clientes.


Por otro lado cuando se comunica con claridad la empresa se vuelve más ágil.


Hace tres semanas se llevó a cabo la reunión anual de directivos de una empresa de la industria textil con la que estuvimos trabajando durante los últimos dos meses. El trabajo de Astrolab  consistió en ayudarle al CEO y a su equipo directivo a crear una narrativa de la transformación por la que han pasado el último año y que seguirá por algunos más.


Esa narrativa contestaba a las siguientes preguntas:

  • ¿En qué fuimos buenos cuando llegamos a México?
  • ¿Qué salió mal en el camino?
  • ¿En qué nos vamos a enfocar para ser exitosos (los pilares estratégicos)?
  • ¿Cómo se ve el futuro?


Tras una larga preparación, el CEO se paró frente a 400 colaboradores y les contó la narrativa por primera vez. Posteriormente, trabajamos con 200 gerentes en pequeños grupos de 5 personas y les pedimos que profundizaran aun más en cómo ejecutar los pilares estratégicos en punto de venta. Como resultado se generaron ideas que se evaluarán para convertirlas en políticas operativas o proyectos según sea el caso.


Una empresa o equipo “ágil” tiene claridad en todo momento sobre propósito y visión de su organización / proyecto. Esto se refleja en las acciones y decisiones que toman día con día. A través de ciclos de planeación semanal, se comunican de forma clara con sus colaboradores para ser más efectivos, estar más contentos y ofrecer mayor valor para los clientes.


La respuesta fue increíble: el 96% de los participantes aseguró entender el propósito de la empresa y cómo podía aportar valor de forma individual, incluso podían repetir las historias que había contado el CEO. Lo más importante es que el 92% de ellos se comprometió a adoptar este concepto de comunicación y colaboración hacia una meta clara.


Finalmente te dejo con algunas recomendaciones para lograr
mayor agilidad en tu organización:

  1. Mejora la planeación de tu empresa, construyendo un sistema de juntas periódicas que ofrezca mucha visibilidad y transparencia.
  2. Da claridad y transparencia a tus colaboradores, esto te ayudará a aprovechar la inteligencia de toda tu organización por medio del “crowdsourcing” y de una mejor toma de decisiones. La secrecía en la organización erode el entusiasmo y la inteligencia de las personas.
  3. La comunicación debe ser bidireccional para retroalimentar el sistema y estar tomando las mejores decisiones.
LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Lograré más colaboración en mi equipo con espacios abiertos?

Por Ana Fernanda Moctezuma y Óscar Ramírez

La respuesta es: “No necesariamente”.

Para alcanzar las necesidades y características de una nueva generación de ejecutivos, las organizaciones están transformando sus espacios. ¿Irán en el camino correcto?

Hace unas semanas, mi amigo Pedro cambió de trabajo. De una compañía gigantesca, se movió a una startup de tecnología en crecimiento.

El anuncio fue una gran sorpresa para todos. Pedro se sentía muy cómodo en su antiguo trabajo, el más importante desde que se graduó.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

‘Inception’ y los roles que tu equipo necesita

por Jorge Lavalle

Una de mis películas favoritas es Inception (traducida en México como El Origen), de mi también director favorito Christopher Nolan.

Si no la has visto, te recomiendo hacerlo ya porque en este artículo habrá spoilers.

El argumento del filme es: un empresario contrata a un grupo de expertos que se dedican a hacer “originaciones”. En pocas palabras, entran a los sueños de la gente para sembrarles la semilla de una idea, pero sin que se den cuenta.

¿Y qué tiene que ver esta película con nuestro tema del mes?

LinkedIn
Facebook
Follow by Email