Storytelling de Negocios

Aprovecha ‘la sabiduría del colectivo’ al hacer un plan con tu equipo

por Emilio Chávez

Hace un par de años, estaba viendo la televisión un fin de semana cualquiera y de repente me topé con la BBC.

La verdad es que ya había agotado las opciones de películas. Por lo tanto, fue fácil darle una oportunidad a éste canal inglés, que tiene reputación por sus buenos reportajes y documentales.

Resulta que el programa que estaban transmitiendo hablaba sobre un concepto que de inmediato captó mi atención: “The wisdom of crowds” o la “sabiduría del colectivo”.  

El experimento

James Surowiecki escribió un libro con el mismo título y la BBC retomó el concepto, el cual aplicó llevando a cabo un experimento.

En un jarrón de vidrio colocaron frijoles de dulce y le pidieron a un grupo considerable de personas que adivinaran la cantidad contenida.

Recibieron respuestas descabelladas, unas que por mucho sobreestimaron el número, y otras que fueron lo contrario y dieron estimaciones demasiado bajas.

Lo más interesante del caso fue que al sacar el promedio de las estimaciones, el número fue sorprendentemente cercano a la cantidad real de frijoles.

Desde ese momento se me quedó muy grabado el concepto, y fue de tal impacto que, si ya estaba convencido del trabajo en equipo y del esfuerzo colectivo, ahora lo estaba más.

En febrero que escribí sobre la planeación retroalimentada, quedé con la sensación de que pude vender mejor la herramienta. Pero no fue hasta después que se me ocurrió aquel video sobre la sabiduría del colectivo.

Y hablando de videos, aquí hay otro donde James Surowiecki explica su teoría:

Experiencia en Costa Rica

La planeación retroalimentada es una metodología que permite incorporar el punto de vista de quienes generan estrategia y de quienes se dedican a la operación de un negocio: de ahí su trascendencia.

La semana pasada (finales de junio) tuve la oportunidad de viajar a Costa Rica para ayudar a una líder de ventas de una de las farmacéuticas más grandes del mundo.

Trabajando con su fuerza de ventas, dimos un recorrido por su día a día, realizamos un ejercicio para sensibilizarnos sobre el contexto del cliente final al que atienden, y procesamos toda la información mediante una planeación retroalimentada.

El resultado: se crearon planes de acción (por parte de la fuerza de ventas/operación), alineados a la estrategia del negocio y la visión de la líder de ventas (estrategia).

Definitivamente el nombre “planeación retroalimentada” no es del todo descriptivo, en el sentido de que no sólo se crea planeación, sino que es una herramienta que te permite colaborar entre diversos niveles de una organización.

A la hora de crear un equipo de alto desempeño, la planeación retroalimentada es un excelente aliado, pues permite incorporar las ideas de todos sus miembros, es decir, la “sabiduría del colectivo”.

Con ello se reduce considerablemente el riesgo de crear planes desalineados y sin sentido o valor, tanto para las organizaciones como sus individuos.

¡Me quiero suscribir al blog de Astrolab!

Anota tu correo aquí:

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De distraídos a enfocados. Reseña: ‘Make Time’

por Andrés Oliveros

Hace unos meses, en el Cueva Carvajal, Abraham González me contó sobre Moment, una app que te cuenta el tiempo que pasas al día en tu smartphone. 

-A mí me cambiado la vida- cerró Abraham.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Aprende a entrar en ‘flujo’ para eliminar distracciones y trabajar mejor

por Jorge Lavalle

El 2 de marzo de 1962 fue una buena noche para el baloncesto.

Los entonces Warriors de Filadelfia ganaron 169-147 a los Knicks de Nueva York, liderados por su estrella de la época, Wilt Chamberlain.

Sin embargo, lo interesante no fue la victoria por sí sola: Chamberlain anotó por su propia cuenta ¡100 puntos!, el marcador individual más grande en la historia de la NBA.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email