#TrabajaExtraordinario

Cómo convencer al talento nuevo de que elija tu empresa. Caso Cemex

por Ana Fernanda Moctezuma

Del equipo de Astrolab, yo soy la integrante más joven, me acabo de graduar de Licenciatura en Mercadotecnia Internacional el año pasado.

Es justo por esto que fue fácil sentirme identificada de inmediato con el proyecto del cual quiero platicarte en este artículo.

Ponte en este escenario conmigo: estás por graduarte de la universidad, y las decisiones que tomes definirán el resto de tu vida profesional.

Entonces llega la pregunta del millón: ¿dónde será mi primer trabajo? Suena muy abrumador, y si ahora ya no recuerdas con exactitud cómo se siente, te confirmo que puede ser aún más apabullante de lo que suena.

Ahora, pensemos que en el mejor de los casos tienes varias opciones de empresas muy buenas que buscan talento fresco y joven para reclutar.

La pregunta es ¿cómo decides cuál es la correcta? ¿Dónde es mejor trabajar? ¿Qué empresa te llevará más lejos? ¿Quién te acercará más a donde quieres llegar?

La otra cara de la moneda

Si lo vemos por el otro lado, para los empleadores también es una situación estresante.

Están en una carrera constante contra el resto de miles de empresas y reclutadores peleando por quedarse con los mejores, con los más emprendedores, los líderes innatos, los de mejores calificaciones.

Ellos también sienten la presión de encontrar la forma de sobresalir entre un mar de competidores que se hace más grande cada vez.

Hace poco menos de un mes, nos buscó una de estas grandes y prestigiosas empresas para diseñar una campaña de reclutamiento. Querían encontrar el talento ideal para sumar a su equipo.

El proyecto parecía muy simple: Cemex necesitaba que le ayudáramos a algunos de sus líderes a contar sus testimonios y experiencias trabajando en la empresa, de una forma más personal y sincera.

Además, se nos pidió diseñar algunas activaciones que apoyaran al evento de las pláticas de forma simultánea.

La estrategia parecía muy buena. Por lo general, las ferias de reclutamiento y los eventos que organizan las empresas no son más que una serie de sesiones de preguntas y respuestas, llenados de formularios, regalos y souvenirs con el logo de la marca, y pantallas con videos de “Esto es X empresa”, con música motivacional.

Creo que a nadie le sorprende que, después de tres stands con la misma dinámica, la atención de los jóvenes se pierda.

Pero después de analizar esto, y con algunos otros insights sobre qué buscaban los estudiantes próximos a graduarse respecto a sus empleadores y su primer trabajo, el reto cambió y se volvió aún más interesante.

‘Pasar la estafeta’

No bastaría con una buena plática y dinámicas sin sentido. Debíamos encontrar la manera de hacer que ese evento fuera memorable para los jóvenes y cumpliera su objetivo: convencerlos de que Cemex es la mejor opción para trabajar.

Primero co-creamos el mensaje central del evento: ¿qué idea queremos que se lleven con ellos?

Después de debatirlo y pensarlo por un par de días, se definió que lo más importante era “pasar la estafeta” a los jóvenes.

La empresa quiere darles la libertad de ser creativos, innovadores, reconocer tu talento, explorar su profesión y tener iniciativa, sin dejar a un lado su plan de vida y carrera y proyectos personales.

El mensaje se resumió en tres sencillas palabras: “Está en ti”.

Ahora sólo faltaba diseñar la logística del evento, de tal forma que toda la experiencia durante ese día respaldara el mensaje central de la campaña.

La clave: atención personal

Decidimos que el formato debía basarse en un pilar clave: lograr que los estudiantes tuvieran un encuentro tan cercano como fuera posible con algunos líderes de Cemex.

Al final, además de que dos personas platicaron sus experiencias de una forma sencilla y personal, cada grupo de entre ocho y diez estudiantes tenía sentado junto a ellos a un jefe o director de diferentes áreas de la empresa.

Esto permitió generar una conversación mucho más individual y tener sesiones de preguntas y respuestas más enriquecedoras.

Debo confesar que, a pesar de que estábamos muy satisfechos con los resultados de la planeación, teníamos todavía algunas reservas sobre si la estrategia iba a funcionar o no en la ejecución.

Después de todo ¿qué no los jóvenes de ahora sólo quieren ser deslumbrados? ¿No viven rodeados de tanta tecnología que ya nada les sorprende? Nos preocupaba que el evento fuera tan sencillo, que fuera demasiado sencillo.

Para nuestra sorpresa, el evento parece haber sido todo un éxito, y el hallazgo más importante fue justo ese: si bien es cierto que la tecnología y la innovación son clave para atraer al talento de estos jóvenes, para nuestra sorpresa parecen haber valorado más la atención personal, el tiempo que invirtieron los líderes de Cemex, y toda la experiencia de trato uno a uno en general.

Todo eso los hizo sentir realmente “elegidos” para estar ahí, y les transmitió el mensaje de que, para Cemex, el futuro está en ellos.

Durante el evento, hizo mucha diferencia juntar a los jóvenes con directores de la empresa para crear conexiones significativas.

¿Con qué me quedo?

Te dejo mis tres grandes aprendizajes de este proyecto, que sin duda te servirán si te encuentras en una situación similar:

  1. Ten claro el mensaje central que quieras comunicarle a la audiencia: elige un punto que funcione como hilo conductor y le dé coherencia a toda la campaña y a los momentos de contacto con tu cliente, en este caso, los estudiantes.
  2. No tengas miedo a apostarle a lo más simple, pero más significativo: no siempre más es mejor. En la mayoría de los casos, prestarle atención a las personas de forma individual basta para hacer una gran impresión.
  3. Siempre existen dos lados de la misma situación: en este caso la presión de los estudiantes por encontrar su trabajo perfecto, y la competencia de las empresas para ganarse al mejor talento. Si encuentras la forma de llegar al punto medio, podrás conectar con el cliente de forma más significativa.

¿Eres un empleador en busca de la mejor forma de inspirar al nuevo talento a trabajar en tu empresa? ¿Te gustaría que te ayudáramos a crear una narrativa poderosa para ello? Mándanos un mail a hola@astrolab.mx y con gusto lo platicamos.


Ana Fer es la encargada de mercadotecnia en Astrolab y cree en el gran poder que tienen la empatía y las conexiones emocionales entre las personas, en el trabajo y en la vida. Puedes contactarla en anafer@astrolab.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El libro que tienes que leer para entender la cultura de tu empresa

por Andrés Oliveros

Todo lo que hacemos en Astrolab tiene el objetivo de ayudarle a personas y a equipos a mejorar cómo trabajan.

El problema es que hacer esto implica, casi siempre, cambiar comportamientos, hábitos y creencias. Y esto es difícil porque… bueno, por miles de razones biológicas y psicológicas: el ser humano es un ser muy complejo.

Crónica de un congreso sobre agilidad. ¿Qué aprendí?

por Analucía Richo

Unos meses después de entrar a la maestría, platicando en una comida con Lupita (ex directora del Máster en Desarrollo Organizacional, MDO, de la UDEM), me comentó que antes hacían un congreso cada año. Pero que por muchas razones se dejó de hacer.

Después de darle vueltas por un tiempo, en agosto de 2018 me acerqué con Patricia Nuñez, la actual directora de la maestría, y le conté que quería organizar un congreso por cinco razones.