#TrabajaExtraordinario

Cómo convertir un trabajo pesado en una experiencia memorable

por Jorge Lavalle

Estoy seguro de que has escuchado una historia como ésta. En esta ocasión sucedió en una empresa importante de Monterrey.

Una empleada con un “buen” puesto presentó su renuncia con carácter de irrevocable.

Entremos un poco en contexto: el departamento en cuestión no es una oficina típica. Hay poco personal, horarios rotativos y turnos nocturnos. El trabajo es en sí bastante pesado, no es para cualquiera.

De hecho, quienes trabajan ahí muestran un deterioro notable en su salud física y mental, que los lleva a tener una actitud de poco compañerismo y liderazgo deficiente.

La empleada expuso todos estos puntos a sus jefes, quienes esgrimieron los beneficios del puesto. Agregaron que ellos llevaban más de 10 años haciendo eso y en su opinión les iba muy bien.

Le recalcaron que estaba recibiendo un sueldo alto y que las prestaciones de la empresa eran de las mejores en el mercado laboral.

Le decían que pensara en su futuro, que un empleo así no lo encontraba todos los días. ¿Por qué en su sano juicio querría marcharse?

Ella ya había tomado su decisión, ese trabajo no tenía lo que necesitaba, no era la experiencia que buscaba. Cuando le preguntaron qué plan tenía, les respondió tranquilamente: “Nada”.

Sus jefes se quedaron perplejos.

Ella terminó su idea: “No tengo un plan, pero sé hacer muchas cosas y estoy aprendiendo otras nuevas, eso me emociona.

“Además con eso puedo ser muy productiva en mi nuevo tiempo libre, ganaré menos, pero lo valdrá por quitarme el estrés”.

Cuando salió de la junta y lo comentó con sus compañeros, se sorprendió al saber que éstos compartían su opinión. Estaba claro que había una diferencia de visión entre los líderes y el resto del equipo.

¿Crees que los jefes podrían haber hecho algo para conservar al talento? ¿Es posible convertir un trabajo demandante y pesado en uno al que la gente quiera ir?

Sí. Y te damos una pista: no basta con pagar más o dar más prestaciones.

Un trabajo muy demandante puede derivar en fuga de talento si no se aporta un balance. (Foto: Thomas Trutschel/Photothek vía Getty Images)

Más allá del dinero

A ti que eres líder de área, pon atención, esto te interesa.

De acuerdo con el Dr. Thomas Gilovich, experto en la psicología de la felicidad, dos grandes fuentes de ésta son la novedad y la experiencia. Esto se traslada también al ámbito laboral.

Ya lo mencionó Óscar en un artículo anterior, la gente tiene ganas de ir a trabajar, de realizarse a través de ello y de contribuir.

Y esto aumenta más entre la generación millennial.

Según Deloitte en su Encuesta a Millennials 2018, el 84% de ellos siente deseos de cambiar el mundo. También el 50% estaría dispuesto a aceptar otro trabajo con menos sueldo, pero más alineado con sus valores.

Si el puesto que necesitas cubrir es por sí solo demandante e inmersivo, un buen sueldo no bastará para conservar a la gente en un ambiente pesado.

Hora de reinventar

Con los puntos anteriores en mente, hay algunas cosas que puedes implementar para mejorar la experiencia diaria de tu equipo.

Diseña la identidad de tu departamento

No basta con tener claro el tipo de trabajo que hacen, sino para qué lo hacen: su propósito.

Enfócate en construir una narrativa centrada en el impacto positivo que pueden lograr (tanto con clientes externos o internos).

Esto incluye el proceso de selección de los miembros de tu equipo. Ve más allá de verificar que cuenten con la experiencia y conocimientos para realizar el trabajo.

Averigua cuáles son sus motivaciones y aspiraciones, y lo que ellos mismos esperan obtener del trabajo.

Conecta propósitos

Tanto con los nuevos integrantes de tu área, como con los actuales, permite que incorporen sus pasiones y visión del mundo a su labor diaria. Hazlos sentir que su trabajo importa. Aquí te refrescamos cómo puede lograrse.

No olvides tomar en cuenta la opinión de los miembros de tu equipo y sus necesidades del día a día. Puedes destinar un momento de la semana a tener una retrospectiva y obtener insights.

Novedad y experiencia

En línea con lo que mencionaba el Dr. Gilovich, es muy útil crear una estrategia para romper la monotonía y tener a tu personal motivado.

Puedes aportar novedad a través de aprendizaje continuo: webinars, cursos in company, permitirles apoyar en proyectos fuera de su puesto o de su área, o cualquier otra actividad que les aporte valor. Puedes ayudarte con estrategias de gamification.

Liana Dragoman escribió un artículo muy interesante para UX Magazine, sobre cómo diseñar experiencias para tu equipo, centrándote en encontrar las causas del descontento. Puedes leerlo por aquí, te lo recomiendo.

Sé que hay trabajos que por su naturaleza implican un esfuerzo adicional, trabajar a deshoras y en constante roce con otros. Pero eso no quiere decir que no puedan resultar en una experiencia memorable, si tú como líder sabes transformarla.


¿Qué otras formas se te ocurren para mejorar ese ambiente laboral pesado con tu equipo? ¿Te gustaría saber más sobre cómo crear un entorno de trabajo en verdad extraordinario?

Permite que te echemos la mano. Mándanos un correo a hola@astrolab.mx o marca al (81) 2091 0692 y nos ponemos de acuerdo para platicar.


Jorge colabora en Astrolab como editor de contenidos. Como buen millennial, cree que el dinero es necesario, pero no asegura la felicidad. Trabajar de forma extraordinaria, sí. Puedes contactarlo para discutir este artículo en jorge@astrolab.mx

Comentarios (2):

  1. Guillermo Reyes Aguilar

    19 de marzo de 2019 at 5:05 PM

    Es muy cierto el mensaje, trabajar con estrés es una gran limitante para la innovación, creatividad y peor aún el crecimiento profesional.
    Gracias por la lectura.

    Responder
    • Jorge Lavalle

      20 de marzo de 2019 at 11:38 AM

      Muy cierto, Guillermo, ¡gracias a ti por leer!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El libro que tienes que leer para entender la cultura de tu empresa

por Andrés Oliveros

Todo lo que hacemos en Astrolab tiene el objetivo de ayudarle a personas y a equipos a mejorar cómo trabajan.

El problema es que hacer esto implica, casi siempre, cambiar comportamientos, hábitos y creencias. Y esto es difícil porque… bueno, por miles de razones biológicas y psicológicas: el ser humano es un ser muy complejo.

Crónica de un congreso sobre agilidad. ¿Qué aprendí?

por Analucía Richo

Unos meses después de entrar a la maestría, platicando en una comida con Lupita (ex directora del Máster en Desarrollo Organizacional, MDO, de la UDEM), me comentó que antes hacían un congreso cada año. Pero que por muchas razones se dejó de hacer.

Después de darle vueltas por un tiempo, en agosto de 2018 me acerqué con Patricia Nuñez, la actual directora de la maestría, y le conté que quería organizar un congreso por cinco razones.