Storytelling de Negocios

Cuál debe ser tu actitud como líder ante una nueva herramienta tecnológica

por Jorge Lavalle

Borders fue en su momento una de las librerías más grandes de Estados Unidos. Quizá te tocó comprar en alguna de sus tiendas.

Sin embargo, después de 40 años en el mercado, en 2011 se declaró en bancarrota. Falló en adaptarse a tiempo a los cambios que la tecnología le imponía.

Por ejemplo, de 2001 a 2008, en lugar de fortalecer las ventas propias en su página web, subsidió toda esa operación a Amazon. En pocas palabras, le cedió los clientes a su más grande competidor.

Una actitud muy distinta tomó Barnes & Noble, quienes desde el 2000 apostaron por un servicio de venta digital propio.

“Nuestra postura siempre ha sido que si visitamos a nuestros clientes en casa vía Barnes&Noble.com, ellos nos regresarán el favor en nuestras tiendas físicas”, declararon en su reporte anual del 2000.

Borders pasó de ser uno de los gigantes de las librerías, a la bancarrota por no adaptarse al cambio tecnológico.

Por otro lado, Borders llegó tarde a la revolución de los e-books. El Kindle de Amazon salió en 2007, Barnes & Noble sacó su lector, el Nook, en 2009. Apple fue más allá con el iPad en 2010.

Para cuando Borders llegó con el Kobo unos meses después, el mercado ya estaba repartido.

¿Qué lección nos deja esto? Que como líder debes estar alerta a las tendencias tecnológicas y aprender a aplicarlas en tu organización cuanto antes, manteniendo una mentalidad de apertura.

PRIMERO LA GENTE

De la mano del departamento de TI, ya decidiste que cierta tecnología o software beneficiará a tu organización. Ahora tienes el reto de implementarla.

Sin embargo, si el personal está desconectado, podría haber resistencia al cambio. Es importante que haya una comunicación efectiva de los beneficios de implementar la nueva herramienta.

Esto puede conectar con el propósito de la organización: si todos están en la misma sintonía, es fácil que entiendan la necesidad del cambio para cumplir con los objetivos. (Aquí te presentamos una guía para implementar el propósito en tu equipo, puedes usarla).

También debes recordar que no toda la gente, especialmente de distintas generaciones, se adapta con la misma facilidad al cambio tecnológico.

Tu herramienta debe ser lo más amigable posible y con un periodo de aprendizaje mínimo. Para esto sirve ver qué aplicaciones ya utiliza tu equipo y buscar implementar alguna similar.

Por ejemplo, esto lo supo hacer muy bien Facebook con su Workplace, del cual te hablamos en un artículo anterior.

Recuerda que tu equipo te buscará a ti primero para resolver cualquier duda, estate preparado.

Como dice Didier Bonnet, autor de Leading Digital, la labor de un líder debe ser ayudar a su equipo a que “estén cómodos con la nueva tecnología, hacer que la usen y que entiendan cómo ésta mejora sus vidas”.

HORA DE IMPLEMENTAR

Ya que esté lista la nueva herramienta para empezar a funcionar, es muy útil que primero hagas un grupo de prueba.

A través de iteraciones puedes recibir insight de qué tan efectiva es la herramienta, si debes hacer algún cambio o hay algún detalle a tomar en cuenta antes de lanzarla oficialmente.

La metodología de Sprint también puede ayudarte a implementar. Te la refrescamos en este post.

Con este punto superado, asegúrate también que el departamento de TI la conoce a la perfección para que pueda brindar el soporte adecuado.

Incluso, recordando que no todos aprenden de la misma manera y al mismo ritmo, puedes organizar desde sesiones informativas breves hasta cursos intensivos, para que nadie se quede sin saber utilizar la nueva tecnología.

Puedes hacer el proceso de adaptación entretenido y aumentar el “engagement” de tu equipo utilizando técnicas de gamification. En un artículo próximo hablaremos a fondo de este tema.

Algo más que puedes hacer en tu papel de líder es incluir a influencers en el proceso de asimiliación de una nueva herramienta, como sugiere Michael C. Mankins, socio de la consultora Bain & Company en San Francisco.

Por influencers, Mankins se refiere a aquellos miembros de la organización en puestos “estrella” o con alto desempeño, a quienes otros siguen, y que pueden difundir los beneficios del uso de la aplicación.

Para reclutar a éstos y a cualquier otro colaborador proactivo que quiera apoyar en la iniciativa podrías organizar un lean coffee. Aquí Jason Little explica cómo.

Con una sesión de Lean Coffee puedes subir a jugadores clave de tu organización a que ta ayuden a implementar nuevas herramientas digitales. Foto tomada de leancoffee.org

El beneficio de hacer esto es que sumas a gente que de manera natural y orgánica va a apoyar tu causa: eso te conviene. 

PIDE FEEDBACK

No basta con lograr el cambio y tener una herramienta digital funcionando.

Recuerda que por su misma naturaleza, la tecnología es cambiante y se vuelve obsoleta más pronto que tarde, según las necesidades del mercado y de la organización.

Asegúrate como líder de recibir retroalimentación constante del uso de la aplicación para cualquier problema que pueda surgir. TI es tu mejor aliado en este campo.

Incluso, la misma aplicación puede tener un apartado para dar feedback. La mayoría lo incluyen.

Anticiparte a las necesidades o cambios próximos para implementar a tiempo soluciones hace la diferencia entre que tu organización evolucione, o te estanques, como le sucedió a Borders.

Para más información, puedes consultar este artículo de HBR y este otro de Entrepreneur.

¡Me quiero suscribir al blog de Astrolab!

Anota tu correo aquí:

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De distraídos a enfocados. Reseña: ‘Make Time’

por Andrés Oliveros

Hace unos meses, en el Cueva Carvajal, Abraham González me contó sobre Moment, una app que te cuenta el tiempo que pasas al día en tu smartphone. 

-A mí me cambiado la vida- cerró Abraham.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Aprende a entrar en ‘flujo’ para eliminar distracciones y trabajar mejor

por Jorge Lavalle

El 2 de marzo de 1962 fue una buena noche para el baloncesto.

Los entonces Warriors de Filadelfia ganaron 169-147 a los Knicks de Nueva York, liderados por su estrella de la época, Wilt Chamberlain.

Sin embargo, lo interesante no fue la victoria por sí sola: Chamberlain anotó por su propia cuenta ¡100 puntos!, el marcador individual más grande en la historia de la NBA.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email