Storytelling de Negocios

Lo que puedes aprender de los Navy SEAL para generar confianza en tu equipo

por Jorge Lavalle

En el Artículo Destacado de este mes hablamos un poco sobre los Navy SEAL y la forma de operar de sus equipos.

Para llegar a ser un SEAL, el recluta es llevado al límite de su capacidad física y psicológica. Hasta un 90% de los enrolados abandonan el programa en las primeras semanas.

Sin embargo, aquellos que pasan la prueba son los elementos más capaces y comprometidos con la misión.

Todos los integrantes están seguros que la persona que tiene al lado es capaz de salvarle la vida. Y que además está comprometido a muerte (en sentido literal) con el éxito de la misión.

Y si en algún momento alguien faltara, el resto puede terminar el trabajo sin problema.

El nivel de confianza es total. ¿Te imaginas lograr algo así en un equipo dentro de tu organización?

Un líder inspirador de confianza

Por fortuna, no es necesario someter a tu equipo a situaciones de vida o muerte. Si quieres lograr ese clima de confianza, primero debes cambiar tú como líder.

Debes poner el ejemplo y confiar tú en ellos primero.

Transearch International concluyó, con base en 10 mil entrevistas a candidatos a posiciones ejecutivas, que las cualidades que un líder debe desarrollar para inspirar confianza en su equipo son:

  • Sinceridad: habla con seguridad y ve directo al grano a la hora de tomar decisiones.
  • Integridad: ten congruencia, sé el primero en acatar las reglas establecidas. Vive de acuerdo a lo que dices.
  • Comunicación: informa de todas las novedades a tu equipo. Que lo sepan primero de ti y no de rumores de pasillo.
  • Competencia: sé responsable, demuestra que conoces y eres capaz de realizar las tareas que tienes asignadas.

Respecto de este último punto, los Navy SEAL, como cualquier unidad de la Marina estadounidense, operan en un esquema de dos líderes: el Commanding Officer (CO), y el Executive Officer (XO).

El CO eres tú, el encargado de coordinar y asignar tareas. El XO es quien se encarga de ejecutarlas, tiene la experiencia de campo y se asegura que se lleven a cabo.

No te desesperes si no lo sabes o puedes todo, identifica pronto a tu XO y aprende a delegar de forma efectiva. Empoderar a tu equipo es un factor importante para crear confianza.

Construye tu equipo

Brent Gleeson, ex SEAL y autor de TakingPoint: A Navy SEAL’s 10 Fail-Safe Principles for Leading Through Change, sugiere seis puntos para construir un equipo con alta confianza:

  1. Escoge a gente comprometida: asegúrate de tener no sólo a aquellos que tengan los conocimientos, sino que además les apasione lo que hagan y tengan la mente puesta en la misión.
  2. Comunica el propósito: tanto de la organización como del equipo, todos deben estar en el mismo canal. Hace tiempo escribimos un post sobre cómo lograrlo, aquí te lo refrescamos.
  3. Involucra a todos en la planeación: cuando otorgas voz en las decisiones, los logros del equipo se sienten como propios. Esto favorece la integración y es fuente de confianza.
  4. Gente correcta en roles correctos: identifica las habilidades de cada integrante y ponlos en sitios donde puedan explotarlas al máximo. Cada quien debe tener claro su papel y la importancia de éste para la misión.
  5. Comunica todo: desde un avance pequeño hasta una vuelta de tuerca de último minuto, mantén a tu equipo informado en todo momento, y toma en cuenta el feedback que te den.
  6. Ten planes de contingencia: en un comando SEAL, con frecuencia los planes B son más importantes que el original. Establezcan medidas de emergencia para operar en caso de que alguien falte, se retrase una tarea o cualquier incidente que consideren posible.

Brent Gleeson, autor de libros sobre cambio organizacional, aporta su experiencia como SEAL en la creación de equipos. Foto tomada de @brentgleeson

Al final, la prueba real de cada equipo es en la operación.

Dice Gleeson que los equipos efectivos se forjan en tiempos de caos. Quizá en tu caso no sea una misión de vida o muerte, pero ante los grandes retos es cuando podrás ver si tu equipo funciona bien o no.

Los ejercicios de integración o simulaciones pueden ayudarte a identificar áreas de oportunidad.

De esta manera, podrás hacer los ajustes necesarios sin afectar las metas de la organización y conseguir el deseado ‘misión cumplida’.

¡Me quiero suscribir al blog de Astrolab!

Anota tu correo aquí:

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Comentarios (1):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo hacer diagnósticos innovadores: el caso de IKEA

por Óscar Ramírez

IKEA, que llega a México en 2019, es reconocida por ser el minorista de muebles más grande del mundo.

Su visión de crear una vida mejor en el hogar para el mayor número de personas posible” es lo que la ha hecho única.

De hecho, no se ve a sí misma como un minorista. Quiere ayudar a construir un futuro sostenible al transformar la manera en que las personas viven, comen, duermen y sueñan a través de productos de calidad y a buen precio. 

La creencia detrás de todo esto es que crear una vida mejor, comienza con una vida mejor en el hogar.

Para lograr su propósito, entre el 2016 y 2017 IKEA buscaba comprender las necesidades y los sueños de la gente con respecto al hogar.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Cómo apoyarte en las ciencias humanas al hacer un diagnóstico

por Ana Fernanda Moctezuma

Como menciona Andrés en el Artículo Destacado, identificar de manera oportuna lo que ocurre dentro de una organización ayudará a mejorar el desempeño de las personas que conforman sus equipos de trabajo.

Y para identificar y tratar problemas del comportamiento humano, lo más lógico sería recurrir a las ciencias humanas. Pero en el mundo de los negocios, esto no parece ser así de sencillo:

Mucha gente de negocios asocia las ciencias humanas -antropología, sociología, ciencias políticas, y filosofía- con la academia, y por buenas razones. El trabajo de los académicos en estas disciplinas es muy difícil de entender, y los hallazgos que ofrecen por lo general no parecen tener relevancia práctica para los negocios.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email