Storytelling de Negocios

Qué pasa cuando tu propósito es bien asimilado: caso Coca Cola y la ‘felicidad’

por Gerardo Cañamar

Durante todo abril hemos hablado en este blog sobre los beneficios de tener un propósito. Uno de ellos es dar claridad a tus colaboradores sobre cómo se debe obrar.

Por ejemplo, en el 2009 The Coca Cola Company comenzó la campaña de “Destapa la felicidad”. Me gustaría compartirles el impacto que ésta ha tenido en los trabajadores de una de sus plantas.

Imagen promocional del 2011, cuando The Coca Cola Company celebró su aniversario 125.

Viaje a Brasil

En verano del 2016, como parte de un proyecto, fui a la planta de Coca Cola con la línea de producción de PET retornable más grande del mundo, en Jundiaí, São Paulo.

Mientras hacía el recorrido con Walter, gerente de recursos humanos en ese entonces, noté que se mencionaba mucho el nombre de Gustavo.

Ya que mi dominio del portugués es bastante pobre, por no decir nulo, le pregunté: ¿quién es el famoso Gustavo del que todos hablan?

Con sorpresa me contestó:

– Pensé que ya te habían platicado. Resulta que a raíz de la campaña con nombres en los envases de Coca Cola, recibimos una llamada de una señora muy alarmada.

“Necesito hablar urgentemente con el encargado de la planta”. Al no estar el gerente, la comunicaron conmigo. 

– Buenas tardes, ¿cómo le podemos ayudar?

“Mi hijo es el fan más grande de Coca Cola”, contó la mujer. “Y aunque hemos buscado por todos lados, no encontramos ninguna lata con su nombre.

“Estoy desesperada, Gustavo me está volviendo loca, así que mañana pienso pasar a la planta y espero que me puedan ayudar”.

– Al terminar la llamada le pedí a un par de operadores de almacén que me ayudaran a encontrar la lata con el nombre. 

Una sorpresa

– Al día siguiente -continuó Walter- recibí a Gustavo y a su mamá con la penosa noticia de que no habíamos encontrado la lata, pero a cambio les ofrecimos una visita guiada por la planta.

– No te voy a mentir, no estaban nada contentos, pero ese paseo era lo único que estaba en mis manos.

– Por no hacer el cuento largo, al final quedé muy satisfecho, pues era evidente que, después de todo, Gustavo estaba fascinado con ver la operación.

– Justo al final del recorrido, nos esperaba un grupo de operadores con una mochila llena de útiles escolares y una camisa de Coca Cola. Pero lo más sorprendente era que en el fondo había unas latas ¡con el nombre de Gustavo!

Los operadores de la planta, inspirados por el propósito de la empresa, tuvieron la iniciativa de conseguirle a Gustavo latas con su nombre.

– La sorpresa terminó en llanto y mucha satisfacción por parte de todos. Gustavo se fue muy realizado de su visita.

– Inmediatamente después les pregunté a los operadores qué había pasado, ¿cómo habían aparecido ahí esas latas?

– Me contaron que se había corrido el mensaje de que un niño con mucha ilusión buscaba la lata con su nombre. Al enterarse, algunos dijeron: “Coca Cola es la fábrica de la felicidad, no nos podemos dar el lujo de no cumplirle a Gustavo”. 

-Desde entonces, Gustavo representa a todas las personas a las que servimos y a las que llevamos esa felicidad.


Las veces que he contado esta historia en público, la audiencia siempre queda maravillada. Aunque también suelo recibir la crítica de que es sólo el acto de unos cuantos hacia una sola familia.

Mi respuesta siempre es la misma: el obrar de esos pocos colaboradores ya llegó a oídos de todos ustedes. Imaginen cuántas personas han escuchado esta increíble historia nada más en Brasil.

Cada uno de tus colaboradores es un potencial promotor de tu marca, si compartes con ellos un propósito que los enorgullezca, no dudes que harán todo lo que está en sus manos para alcanzarlo contigo.

Y cada uno de esos actos individuales, ya en conjunto, tendrán un enorme impacto.

¡Me quiero suscribir al blog de Astrolab!

Anota tu correo aquí:

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo hacer diagnósticos innovadores: el caso de IKEA

por Óscar Ramírez

IKEA, que llega a México en 2019, es reconocida por ser el minorista de muebles más grande del mundo.

Su visión de crear una vida mejor en el hogar para el mayor número de personas posible” es lo que la ha hecho única.

De hecho, no se ve a sí misma como un minorista. Quiere ayudar a construir un futuro sostenible al transformar la manera en que las personas viven, comen, duermen y sueñan a través de productos de calidad y a buen precio. 

La creencia detrás de todo esto es que crear una vida mejor, comienza con una vida mejor en el hogar.

Para lograr su propósito, entre el 2016 y 2017 IKEA buscaba comprender las necesidades y los sueños de la gente con respecto al hogar.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Cómo apoyarte en las ciencias humanas al hacer un diagnóstico

por Ana Fernanda Moctezuma

Como menciona Andrés en el Artículo Destacado, identificar de manera oportuna lo que ocurre dentro de una organización ayudará a mejorar el desempeño de las personas que conforman sus equipos de trabajo.

Y para identificar y tratar problemas del comportamiento humano, lo más lógico sería recurrir a las ciencias humanas. Pero en el mundo de los negocios, esto no parece ser así de sencillo:

Mucha gente de negocios asocia las ciencias humanas -antropología, sociología, ciencias políticas, y filosofía- con la academia, y por buenas razones. El trabajo de los académicos en estas disciplinas es muy difícil de entender, y los hallazgos que ofrecen por lo general no parecen tener relevancia práctica para los negocios.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email