Storytelling de Negocios

Regla básica sobre cuándo usar historias y las 4 historias que contó Salvador Alva en INC Monterrey

Hay momentos ideales, momentos más o menos adecuados y momentos equivocados para usar historias. Marianna, una de las asistentes al INSPIRA de este sábado (aquí pueden ver fotos), me hizo una pregunta en uno de los coffee breaks:

-Andrés, ¿Las historias sirven para todos? Mi jefe es muy analítico y siento que las historias no van a funcionar mucho con él.

Le dije que las historias sí funcionaban para todos pero de diferente forma, y que la pregunta importante a hacer era: ¿cuándo es un buen momento para contar historias y cuándo no? Óscar escribió un artículo al respecto y no pretendo profundizar en ese tema sino aportar una regla muy práctica y poner un ejemplo.

Regla práctica

Usa historias si tienes que inspirar a alguien para que crea en ti o en una idea.

Las 4 historias que contó Salvador Alva el domingo

Salvador Alva dio una conferencia este domingo en el marco de INC Monterrey. El título de la conferencia fue Ser emprendedor, la mejor opción de vida. ¿Su objetivo? Convencernos de esta idea (en sus palabras):

Si ustedes quieren cambiar el mundo, mi recomendación es que lo hagan desde el emprendedurismo, es más difícil hacerlo del lado del mundo viejo, porque siempre pone resistencia a las ideas nuevas.

La conferencia duro poco menos de una hora. Durante este tiempo, Salvador fue haciendo distintos puntos -no terminé de entender la estructura-, asegurándose de usar al menos una historia para fundamentar cada uno de sus puntos.

Van algunos ejemplos de su conferencia.

Punto: ‘Siempre he sido emprendedor’

Entré al mundo de empresas grandes por accidente. En algún momento de mi carrera (Ingeniería Química) supe que no me dedicaría a lo que estudié. Cuando me gradué empecé un negocio de comercialización de esferas metálicas de Navidad. Un día tenía una vuelta al centro y le pedí a un amigo que me acompañara. De regreso me dijo que si yo lo podía acompañar a una entrevista de trabajo en Cervecería Moctezuma. Le dije que sí.

Ya ahí, la persona que entrevistó a mi amigo me dijo: ¿y tú? ¿no quieres trabajar aquí? Necesitamos gente en el área de inversiones en proyectos químicos. Yo necesitaba dinero para mi negocio de esferas así que dos semanas después empecé a trabajar ahí.

Punto: ‘Nunca me ha gustado la forma de vivir y de trabajar que impera en las empresas tradicionales’

Recuerdo mi primer día de trabajo en Cervecería. Me puse una camisa azul metálica y un traje nuevo para dar buena pinta. Mi jefe estaba en una jaula de vidrio y a media mañana pidió verme. Yo me emocioné. Entré a su oficina y me dijo sólo dos cosas:

-Córtate el pelo y bájale de color a tu camisa.

A las dos en punto de la tarde, todo mundo dejó de trabajar, se paró y se fue a comer. Yo me puse a llorar unos minutos en mi lugar pensando en que había cometido un error al entrar a trabajar a una empresa tan rígida.

Punto: ‘Si tienes claridad en lo que quieres lograr, te va a ir muy bien. Pero lograr esto es muy difícil. No conozco más de 10 personas que tienen plena claridad en lo que quieren lograr’

Soy uno de los creadores de la marca Sonrics. Mientras trabajaba en Pepsico encargándome de la logística de algunos productos se me ocurrió ponerle dulces a los camiones repartidores y la idea poco a poco fue prendiendo. Un día me dijeron que un chavo recién egresado del MBA de Harvard trabajaría en mi equipo. Desde el principio noté que no le encantaba el trabajo. Después de varios meses de trabajar juntos le pregunté directamente:

-Carlos, ¿te gusta este trabajo?

-La verdad no Salvador. Yo siempre había querido estudiar música pero mi papá me presionó para meterme al mundo de los negocios.

Lo convencí de seguir su camino y tomó la decisión de dedicarse a lo que le gustaba. A partir de entonces le empezaron a pasar cosas muy buenas.

Punto: ‘Lo que ofrecen las empresas tradicionales tiene un costo elevado, y los emprendedores están luchando para cambiar esto en todos los frentes.’

Detrás de muchas ideas de negocio hay ideales y porqués que trascienden la riqueza que puedan generar. Muchos emprendedores lanzan sus proyectos para romper hábitos y prácticas impuestas por industrias establecidas. De ahí nacen, por ejemplo, Carrot, Uber, Airbnb.

La semana pasada fui a Nueva York y coincidió con el maratón de esa ciudad, así que los hoteles estaban carísimos. Tuve que pagar $480 USD por una noche. Le platiqué a mi hijo que estudia en Boston y me mandó una página de surf coaching y una opción muy concreta: podría haber pagado $8 USD por quedarme en pleno Lower Manhattan.

Conclusión

¿Qué logró Salvador? Que yo entendiera porqué tiene un espíritu emprendedor y porqué ser emprendedor es la mejor forma de vida. Además logró que sus historias -y los puntos detrás de las historias- se me quedaran grabadas. En otras palabras: cumplió su objetivo como orador.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

Comentarios (4):

  1. Hernando Castaño

    19 de noviembre de 2014 at 4:47 PM

    Las historias personales anclan mejor los mensajes en las personas que las escuchan. Andrés gracias por compartir tu experiencia.
    Saludos cordiales,
    Hernando

    Responder
    • Andrés Oliveros

      19 de noviembre de 2014 at 6:37 PM

      De acuerdo con lo que dices Hernando. ¡Gracias por pasar por aquí! Te mando un abrazo,
      Ao

      Responder
  2. Emilio Chávez

    13 de febrero de 2015 at 4:24 PM

    Excelente ejemplo de como una persona puede utilizar “storytelling” de forma eficiente y eficaz.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mis 3 consejos para ir más allá de la productividad en tu trabajo

por Analucía Richo

Andrés decía que muchas veces creemos que por trabajar más o lograr más cosas en el mismo tiempo, creemos que estamos trabajando mejor.

Pero trabajar mejor, para mí, es hacerlo de forma inteligente, estratégica y divertida. El chiste es disfrutar tu trabajo, a la vez que haces más de lo que agrega más valor. Ése es el verdadero secreto.  

Lo que me gustaría hacer en este artículo es compartir algunos ejemplos de mi vida personal que me han llevado a trabajar mejor.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email

De distraídos a enfocados. Reseña: ‘Make Time’

por Andrés Oliveros

Hace unos meses, en el Cueva Carvajal, Abraham González me contó sobre Moment, una app que te cuenta el tiempo que pasas al día en tu smartphone. 

-A mí me cambiado la vida- cerró Abraham.

LinkedIn
Facebook
Follow by Email