Storytelling de Negocios

administración del cambio

La planeación requiere cambiar de mentalidad: Lean Change Management

por Emilio Chávez

¿Te imaginas un proceso de planeación que pueda ser ejecutado tal cual se diseñó? Yo tampoco.

Ahora más que nunca estamos inmersos en un contexto de cambios más frecuentes. Por lo tanto, me atrevo a decir que los planes -al menos cómo tradicionalmente los conocemos- cada vez pierden más y más utilidad.

¿Cómo usar Sprints en mi empresa para resolver problemas en una semana?

por Oscar Ramírez

En el entorno de las organizaciones y del trabajo, es ingenuo pensar que un problema complejo puede resolverse en una semana.

Aprende a generar insights: El ‘Lean Coffee’

por Astrolab

A la hora de aplicar una iniciativa de cambio dentro de una empresa, lo primero siempre es escuchar a la gente involucrada, obtener información relevante, o insights, sobre el humor del personal y los asuntos que ellos consideran problemáticos.

Cómo resolver problemas organizacionales (Parte I)

Cómo resolver problemas organizacionales más rápido (PARTE I)

por Andrés Oliveros

Cuando pensamos en empresas que se vieron retadas por “el cambio”, es común hacer comparaciones entre Sears y Amazon; entre Blockbuster y Netflix; entre las cadenas hoteleras y Airbnb…

Cómo empezar un proyecto de cambio con el pie derecho

Cómo empezar un proyecto de cambio con el pie derecho

“¿Y la estrategia de administración del cambio?” Hace unos días escribí aquí que muchos directivos y gerentes subestiman el esfuerzo y los recursos necesarios para implementar un cambio -ya sea un cambio de herramienta, de estrategia, de modelo de servicio o de sistema de innovación-.

Gamification

Cómo usar gamification para lanzar un proyecto

Según este estudio de la empresa Gallup, la manera en que se dirigen las empresas ha cambiado fuertemente en los últimos años: los empleados ya no quieren seguir órdenes, todos queremos una explicación y algo que nos motive a movernos a la acción, por esto adaptarnos es crucial para el éxito de nuestros proyectos.

Un consejo para los que trabajan en comunicación interna o administración del cambio: háblale a los que tienen buena actitud

Un consejo para los que trabajan en comunicación interna o administración del cambio: háblale a los que tienen buena actitud

Mi esposa y yo fuimos de luna de miel a Perú. Durante el trayecto de Puno a Cusco -en tren- conocimos a un matrimonio de ingleses jubilados. Cuando el señor me preguntó que a qué me dedicaba le contesté:

-Le ayudo a líderes a comunicar temas estratégicos usando storytelling oral.

¿Y tú, por donde empiezas cuando diseñas un proyecto?

El Proyecto Clásico: Me pidieron algo y no entiendo porqué me lo pidieron.

¿Para qué sirven las ciencias de la conducta (behavioural sciences)?

¿Para qué sirven las ciencias de la conducta (behavioural sciences)?

Por Andrés Oliveros

 

Un amigo trabaja como director de energía en una empresa de retail. Hace unos meses me buscó para pedirme ayuda:

-Mis proyectos no avanzan al ritmo que quiero. Me frustro mucho porque las iniciativas de ahorro que promuevo sólo van a funcionar si la operación cambia sus hábitos.
-¿No te dedicabas a investigar equipos ahorrativos de energía?
-Sí, pero del 100% del ahorro posible, sólo el 25% se alcanzará con esos equipos. El otro 75% depende de que las personas hagan o dejen de hacer algunas cosas muy puntuales: cerrar las puertas del cuarto frío, apagar las luces, reportar fallas eléctricas…

La frustración de mi amigo es muy común: no es fácil cambiar comportamientos de otros. Esto es aún más difícil si intentamos influenciar a otros de maneras tradicionales: con miedo o por autoridad. Durante mucho tiempo la humanidad ha creído que la mejor forma de cambiar comportamientos de otros se reducía al miedo y al premio / castigo económico -explica Dan Pink-.

Esto ha cambiado en los últimos años con los descubrimientos de muchas ciencias –psicología, psicobiología, criminología, ciencia cognitiva, etc- que en conjunto se les llama ciencias de la conducta (behavioural sciences). La idea detrás de estas ciencias es que con frecuencia, tomamos muchísimas decisiones que no son racionales, como lo explica el Harvard Business Review:

-Tomamos decisiones que van en contra de nuestro interés propio en muy distintos contextos (…). Estas desviaciones de lo racional están muy documentadas en literatura de toma de decisiones, y son consistentes a lo largo del tiempo y de distintas poblaciones. Por ejemplo, la persona ordinaria siente más disgusto por perder $50 USD que gusto por ganar $50USD, situación que no se daría si él fuera racional. Y cuando se toma decisiones, las personas tienden a dar un peso desproporcionado a información que adquirieron recientemente (una discusión sucedida en días anteriores inmediatos, por ejemplo) y descuidan información más pertinente que se encuentra archivada en su memoria (HBR. La traducción es mía).

Cuatro ejemplos más de cuándo no somos enteramente racionales a la hora de tomar decisiones:

1. El éxito de una empresa que tomó su cereal cuadrado y lo ‘convirtió’ en forma de diamante

Dos 'versiones' de un mismo cereal. Cómo las ciencias de la conducta le ayudaron a una empresa a vender más.

Dos ‘versiones’ de un mismo cereal.

2. Pagar por adelantado la anualidad de un gimnasio en el mes de enero

3. Comprar más en un supermercado cuando vas hambriento

4. Votar por la/el candidat@ más guap@

Las ciencias de la conducta estudian todas las formas en que sistemáticamente no somos racionales -porque eso es lo curioso: somos irracionales de forma sistemática-, y aporta explicaciones a esos sistemas.

Las ciencias de la conducta

Las ciencias de la conducta se han vuelto tan relevantes que este 15 de septiembre, Barack Obama firmó una orden donde le exigió a las agencias federales que pusieran en práctica los descubrimientos recientes de estas ciencias.

Orden Ejecutiva del Presidente Obama donde fomenta el uso de ciencias de la conducta

Orden Ejecutiva del Presidente Obama donde fomenta el uso de ciencias de la conducta

 

Detrás de esta orden hay un caso de éxito: se modificó mínimamente el documento donde los proveedores del gobierno federal dan cuenta de los productos y servicios (papeles, clips, traductores, mobiliario, etc) que han suministrado al gobierno. Antes, el proveedor tenía que firmar el documento al final. Ahora, el espacio para la firma aparecía al principio. Eso hizo que los proveedores fueran más honestos, y el gobierno se ahorrara $1.59 millones de dólares.

Ahora, lo interesante de todo esto es que las ciencias de la conducta también se puede utilizar en organizaciones para ser más efectivas, productivas y amables:

-Las organizaciones pueden identificar prácticas gerenciales más efectivas si entendieran mejor el comportamiento humano. Las implicaciones pudieran ser muy amplias, desde ayudarle a empleados a adquirir hábitos más saludables a incrementar su nivel de felicidad y productividad en el trabajo (HBR. La traducción es mía).

Una de nuestras herramientas de trabajo consiste en reunirnos con varios grupos de 8-10 personas de una organización para pedirles que nos cuenten historias sobre su vida laboral. Le llamamos Nido a estas dinámicas, y tienen por objetivo conocer experiencias que difícilmente se obtienen con encuestas.

Los Nidos arrojan información muy relevante porque parten de descubrimientos de las ciencias de la conducta (psicología, sociología, antropología, etc). Por ejemplo, las personas recuerdan con más detalles sus experiencias cuando primero escuchan las de los otros, las personas se abren mejor cuando no está su jefe, las personas agradecen que se les tome en cuenta y se les escuche y por eso comparten experiencias que no compartirían en una encuesta…

La Executive Order de Obama me hizo pensar en mi amigo, y en todos los que tengan que mover a otros… o sea casi todos.

¿Quieres ser un mejor líder? Aplica estas ciencias

Necesitas que los demás de tu equipo y de tu organización crean, vivan y promuevan tus ideas, o de lo contrario vas frustrarte como mi amigo director de energía. Las ciencias de la conducta tienen muchas respuestas a tus problemas. ¿Qué tipo de iniciativas puedes poner en práctica hoy mismo para aprovecharlas? Te sugiero tres grandes tipos de esfuerzo:

1. Define con claridad el propósito trascendente, visión y estrategia de tu empresa, área o proyecto.

Ejemplo: lo que hacen estas empresas.

Cuando tu organización tiene un propósito trascendente -y los colaboradores de esa organización conectan con ese propósito- pasan cosas buenas.

2. Comunica de forma frecuente, clara, emocional y no impositiva tu propósito, visión y estrategia.

Ejemplo: lo que hizo Southwest Airlines con este video.

Los miembros de una organización trabajan mejor y toman mejores decisiones (consciente e inconscientemente) cuando entienden cómo generar valor y cuando saben a dónde van.

3. Transforma el entorno: facilita que otros hagan lo que tú quieres que hagan.

Ejemplo: del minuto 9:25 al minuto 10:50.

Con base en la observación de campo, ¿qué puedes modificar del entorno físico para que tu audiencia coma más sanamente, llegue más temprano, trabaje más rápido, haga más llamadas, etc…?

¿Quieres saber más sobre el tema?

En Astrolab estamos muy al pendiente de los estudios científicos y de las obras de divulgación que se publican al respecto. En los últimos años hemos encontrado bibliografía utilísima para nuestro trabajo. Te dejo 7 libros (también existen en español) que te pueden introducir en alguna de las áreas de las ciencias de la conducta:

1. Made to Stick: Why Some Ideas Survive and Others Die, de Dan y Chip Heath. Los hermanos heath explican cómo construir contenido que sea pegajoso de tal forma que tus ideas tengan el impacto deseado.

2. The Power of Habit, de Charles Duhigg. Un reportero del New York Times escribió un libro sobre la naturaleza de los hábitos y sobre cómo los puedes usar para cambiar individuos, organizaciones y sociedades.

3. Contagious: Why Things Catch On, de Jonah Berger. Jonah parte de donde se quedaron Dan y Chip Heath en Switch y se especializa en el boca en boca: ¿qué hace que otros pasen el chisme sobre un determinado tema?

4. Drive: The Surprising Truth About What Motivates Us, de Dan Pink. Este libro hace un estudio sobre la historia de los motivadores y cuenta algunos ejemplos sobre lo que él llama los nuevos motivadores.

5. Influence: The Power of Persuasion, de Robert B. Cialdini. Este libro se publicó en el 2006 y es el más antiguo de los que recomiendo. Cialdini pasó años haciéndose pasar por sectario, por vendedor y por encuestador para identificar y definir las distintas formas de influenciar a otros que se utilizan por empresas, religiones y organizaciones públicas.

6. Nudge: Improving Decisions About Health, Wealth, and Happiness, de Richard Thaler y Cass Sunstein. No he leído Nudge pero sé que este libro fue un elemento esencial detrás de la orden ejecutiva de Obama.

7. Switch: How to Change Things When Change is Hard, de Dan y Chip Heath. Switch, escrito en el 2011, es un estudio sobre todas las distintas formas de generar cambio.