#TrabajaExtraordinario

trabajo

Cómo convencer al talento nuevo de que elija tu empresa. Caso Cemex

por Ana Fernanda Moctezuma

Del equipo de Astrolab, yo soy la integrante más joven, me acabo de graduar de Licenciatura en Mercadotecnia Internacional el año pasado.

Es justo por esto que fue fácil sentirme identificada de inmediato con el proyecto del cual quiero platicarte en este artículo.

Cómo convertir un trabajo pesado en una experiencia memorable

por Jorge Lavalle

Estoy seguro de que has escuchado una historia como ésta. En esta ocasión sucedió en una empresa importante de Monterrey.

Una empleada con un “buen” puesto presentó su renuncia con carácter de irrevocable.

El cambio empieza por un liderazgo efectivo. ¿Cómo le hago?

por Jorge Lavalle

En meses recientes, una de las empresas más importantes de Monterrey ha hecho esfuerzos para crear un ambiente de trabajo más amigable.

Ha extendido permisos a mamás y papás con niños pequeños, ha implementado salidas temprano los fines de semana, y ha permitido en la medida de lo posible a sus empleados hacer “home office”.

Todo esto suena muy bien. Y en efecto, son buenas prácticas que están de moda entre las organizaciones que buscan adaptarse a las necesidades actuales del trabajo. Pero no es suficiente.

Conectar tu propósito con el trabajo: Caso Nuevo Amanecer

por Analucía Richo

Pequeñas acciones pueden tener un gran impacto.

Desde muy pequeña, en el colegio cada semestre las maestras y los papás organizaban una visita a un orfanato, asilo, escuela de bajos recursos, o a alguna asociación que pudiera necesitar apoyo y en la que niños de entre 5 y 14 años pudieran ayudar.

Recuerdo muy bien, creo que fue el primer año de secundaria, que durante todo el año reunimos cosas como colchas, calcetines y comida. La idea era ayudar a unos 30 viejitos que vivían en un asilo.

¡Sí es posible amar lo que haces!

por Óscar Ramírez

Durante cinco años, di una clase en una de las universidades de mayor prestigio del país.

Algo que me apasionaba de ser profesor en los últimos semestres de carrera es que gran parte de los estudiantes ya habían tenido experiencias profesionales.

Un factor en común era que ellos esperaban trabajar con gran ilusión y expectativa: “Estoy convencido de la profesión que elegí y sé que tengo algo que aportar al mundo. Amo el trabajo”.

Lo triste es que, en general, ese ideal les duraba muy poco.

2019: Devolver el ‘corazón’ al trabajo

por Andrés Oliveros

Mis hijos ven la película de Moana una vez al día. Es una película de animación para niños, pero la trama –la certeza de la tradición versus la incertidumbre de lo desconocido-, me sirve para abrir nuestras publicaciones de este 2019.

¿A qué nos dedicaremos estas vacaciones en Astrolab?

por Equipo Astrolab

«De vez en cuando desaparece, tómate un pequeño descanso, para que cuando vuelvas a tu trabajo tu juicio sea más acertado. Toma cierta distancia, porque así el trabajo parece más pequeño, la mayor parte se puede asimilar en un abrir y cerrar de ojos, y la falta de armonía y la proporción es más fácil de ver»- Leonardo da Vinci.

Como ying y yang, no puede (o más bien, no debería) existir el trabajo sin el descanso.

Ahora que se aproximan las vacaciones de invierno, es la oportunidad de tomarnos un break para recargar pilas, pasar tiempo con nuestros seres queridos y reflexionar sobre lo que queremos para el año siguiente.

¿Cuándo es el mejor momento para trabajar? Reseña: ‘When’

por Andrés Oliveros

Me enteré de la existencia de Daniel H. Pink a finales del 2011: Óscar y Dan Macías traían de moda A Whole New World, un libro escrito por él sobre la relevancia de la creatividad. 

Después, a principios del 2012, me topé con el video de RSA Animate basado en Drive, su libro sobre la motivación humana. Hasta hoy, esa representación visual es el video más visto en el canal de RSA en Youtube.

Cómo incorporar tus pasiones a tu trabajo: ‘job crafting’

por Jorge Lavalle

A finales de los 50 en Estados Unidos, las escuelas batallaban para interesar a los niños pequeños en la lectura.

Los libros de introducción eran simples: no tenían historias, sólo imágenes y algunas palabras sueltas. Para los alumnos, resultaban poco atractivos.

William Spaulding, entonces director de la división educativa de la editorial Houghton Mifflin, se juntó con un amigo ilustrador y le propuso un reto para resolver ese problema.